Stardust de Neil Gaiman

10 11 2009
Stardust es una obra ligera. Compacta pero bien escrita y agradable. Narrada en tercera persona por alguien no inherente al mundo en que se desarrolla pero que en ningún momento se nos es presentado. El título, por alguna razón, no fue traducido del ingles. Así que Stardust en ingles significa polvo de estrellas, y viéndolo de ese modo, es un título que encaja a la perfección con la trama e incluso la atmosfera de la obra. Pero si desconocemos la obra por completo y también el ingles, probablemente el título no signifique nada a nuestro ojos. Básicamente una decisión que perjudicaría a la obra por si sola, pero no lo hace por que ese es el título de la película que se inspira en el libro.
Stardust carece de un prólogo como tal, aunque comienza con una canción que pudiera ser considerada una introducción ya que sí tiene relación con el interior de la obra, aunque no es algo que se tenga que leer necesariamente para comprender el libro.

La estructura de Stardust es común porque se divide en capítulos ordenados en orden cronológico. Los títulos de los capítulos son claros y expresivos, en mi opinión, excesivamente claros en ocasiones ya que no son metáforas ni aluden a lo que pasará en dicho capítulo sino que realmente nos dicen qué pasará en ese capítulo. De qué nos enteraremos y de qué no. Aunque esto no ocurre siempre, si que le resta puntos a las sorpresas que el libro nos pueda proporcionar.
La prosa de Gaiman es ligera pero formal. Muy accesible. Una obra que casi cualquier lector disfrutará, aunque es necesario aclarar que Stardust no es una obra infantil. O al menos, no del todo, ya que tiene descripciones explicitas en escenas violentas y sexuales. Es mucho muy una obra adolescente.
La más pura fantasía se entremezcla con una de las más básica emociones humanas. Y cuando hablamos de que Stardust es fantasía, es por que de verdad es fantasía. Con sus brujas, unicornios, piratas y especies únicas Stardust es una lectura interesante incluso para los fanáticos de la fantasía de, por ejemplo, Tolkien.
El transcurso de la historia no es lento ni aburrido en ningún momento. Cuando no conocemos mas a los personajes o la trama, Gaiman nos maravilla con su capacidad para idear y describir nuevos paisajes o criaturas y darle solidez a su mundo, que por cierto, tiene conexión con el nuestro, si bien las inmensas posibilidades que abre eso no se explotan en este libro. El autor parece saber muy bien lo que quiere contar, y lo cuenta sin palabras de más, sin palabras de menos. El final en sí no plantea nada nuevo. Pero los cabos que ata y los pocos que no son perfectos son los que lo hacen resaltar. Cada palabra que Gaiman usó a lo largo de la historia, cada elemento enriquecedor, cada roca, cada movimiento, cada herida, es resucitada con el final. Los pequeños detalles son los que engrandecen las historias y Stardust esta plagada de pequeños detalles. Detalles que nos hacen notar que Gaiman planea muy bien sus historias.

¡Cuidado, podría arruinar tu lectura!

Si bien el personaje principal no cumple su cometido, la obra cuenta un final feliz que no es inesperado. Se veía venir lo que sucedería casi desde la mitad del libro. Pero el final no es malo gracias a los detalles, (los tan nombrados detalles).

¡Aquí terminan las revelaciones mágicas!

Mentiría si dijera que Stardust es el mejor libro que he leído, por que no lo es, pero lo que si puedo decir es que automáticamente, luego de leer la última página de las 214 que la conforman, se convirtió en una de mis novelas favoritas. Por el uso de elementos ya creados y explotados previamente de una manera única, y por la sucesión de hechos, la prosa sencilla y formal de Gaiman, su cuidado por los detalles hacen de este un excelente libro. Apto para la mayoría de lectores jóvenes.
Si bien Stardust me cautivo, no es una de las historias que mas permanezca en mimemoria. No se si es en parte por su “simpleza” o por su mundo plagado de detalles pero Gaiman no me hace recordar la trama de su obra como si lo hacen otros autores. Sin embargo, esto no demerita en absoluto el libro, ya que podría deberse, simplemente, a mi falta de memoria en general.
Así que valiéndose de todos los artificios literarios conocidos, de simbolismos en ocasiones fácilmente detectables y de una consistente trama, Gaiman nos entrega una excelente obra de fantasía, de amor, llena de detalles y contada a través de ellos, detalles que hacen la trama mucho mas interesante y nos demuestran lo que puede dar de sí una historia tal vez simple, pero muy bien estructurada.

Conclusión:

No te arrepentirás de leerlo.
(M*M*M*M*)

Cuatro emes para una obra bastante notable.
Como siempre invitarlos a comentar las opiniones encontradas o no encontradas sobre Stardust o sobre el mismo Neil Gaiman ya que es un autor que me gusta bastante. Esta es la primera reseña del blog de modo que cualquier sugerencia será bien recibida.