Nuestra Historia

5 11 2009

Intentarás beber de mi boca.
Esa que tú sellaste.
Intentarás beber de mi sangre.
Aquella que tú agotaste.

El sentido del destino no es conocido,
y te has encargado de confundirlo.
Embebecido por tus perfumes,
el pobre ha sucumbido.
Ante tanta injusticia,
ante tanta avaricia.
Tan hermosa y tan difusa como la vida misma.
Aquella que desperdiciaste.
Como río de la plenitud.
Aquel que no contemplaste.

Has decidido una cosa,
y la contraria efectúas.
Tanta inmundicia contenida en un beso.
Nuestros besos.
En las fauces de la inseguridad
el camino se ha desvanecido.
Ante tanta soledad,
ante tanta tontería.

No soy más de lo que te empeñaste en convertir.
En destruir sin definir camino.
Sin conocer amigo,
compañero o destino.
Sin saberte mortal,
Insegura e imperfecta.

Bendito el camino que no nos trazaron.
Entre la soledad y la necedad
hemos estado varados.

Pero la vida es sabia
y la fortuna desconocida,
ante tanta pena,
ante tanta gloria.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: