¿Culpa?

11 12 2009

Lo que sientes no es tu culpa -me dije- no, al menos, del todo.
Miré a la derecha y allí estaba ella. Sensual, tierna, modesta. Por supuesto, todo estos adjetivos no eran mas que el producto de los deseos fervientes de mi imaginación.
No me causaba nada de gracia ver lo que veía. Pero reparé en cuantas veces la risa es una expresión de miedo. De defensa ante lo que no conocemos o no nos agrada. Ante nosotros mismos.
Esa chica sensual, tierna y modesta, de ojos claros y labios rojizos desperdiciaba su vida. Y su físico; Y yo… yo lo sabía. No era deprimente, porque estaba consciente de que ella misma había elegido ese camino. Sin embargo, me dolía. No físicamente. Era algo mas profundo. Me sentía negativo; ese acto simplemente me transmitía mala energía, me estaba llevando al vacío con ella… ¡No! Yo tomé una decisión. Yo tomé la decisión de ser jalado al vacío.
Lusto Freinsisk estaba enamorado, solo eso podía describirlo…
Como siempre, luego de un tiempo me di cuenta que no estaba pensando en ella sino en mí, y es claro tras leer estas líneas. ¿Me estaba protegiendo?, ¿De qué?
De mirarla, claro.
Esos ojos inyectados en sangre después de varios meses de realizar aquella misma dolorosa actividad. Aquel sacrifico inhumano por la belleza también inhumana.
Esos ojos. ¡Esos ojos que no me miraban!
Y gracias a Dios que no lo hacían. Pero era suficiente con oír.
Cerre los míos buscando refugio, buscando mejores momentos, o peores. Lo que fuera antes de soportar eso.
El silencio del recinto no hacía más que amplificar los terroríficos sonidos del pecado. De la ausencia de gratitud por la salud. Del deseo de una vida perfecta para una mente perfecta con un cuerpo perfecto. Nada de eso.
Estas errando el camino -pronunciaba en mi mente como si ella, ¡Ella!, me estuviera escuchando.
Las lágrimas corrían por su rostro y me mataban, porque sabía que no eran lágrimas de dolor, no limpiarían las malas decisiones… eran lágrimas de felicidad. La más pura de las alegrías.
-Deja de hacerlo- le dije.
Los sonidos guturales provenientes de lo más profundo de su ser, que se quejaba y se resistía a ceder lo que necesitaba para vivir, me respondieron.
Naturaleza sabia, humanidad tonta; necia.
Su nombre: Zepia.
Su pecado: la belleza.
Su deseo: ser más bella.

Contemplando su cabello rojizo, rehuyendo a ver esa boca cálida, me levanté y exclamé, de la manera mas solemne que pude:
-Deja de hacer eso, estás tirando tu vida y estás ensuciando la mía -y me marché.

Anuncios




Hello world!

11 12 2009

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!





Duda

10 12 2009

Una única duda. Una única pregunta.
La pregunta. A la derecha, a la izquierda, arriba y abajo del sentido. De la lógica.
Dentro de las paredes de la dualidad. De la interpretación y la subjetividad. Abierto a planteamientos locos, sin consenso; sin sentido. Irreal, insufrible. Sin respuesta tal vez. Indiferente a mi desdicha. A mi desconocimiento. A mi existencia.
Postrada frente a las puertas del futuro. Bloqueando las puertas del pasado.
Sin humanidad. Tortuosa e indefinible.
Una sola pregunta. Una sola duda.
La duda. Que corroe, corrompe y reviste mis sentidos de insensibilidad. No antes, no después.
Mi cárcel. Mi libertad. Mi vida.
Ceñida al destino, ¿existe el destino?
Corresponsal de la indiferencia. Mi pregunta. Mi duda.
Corro, subo y bajo con ella. Vivo para y por ella. Probablemente muera con ella. No por mi estupidez. Si no por la inexistencia de su respuesta. De responderla para el resto de la eternidad. De la existencia.
Cambiante, informe. Postergada y odiada. Recibida con brazos abierto en busca de calor. Con caras duras que rechazan alguna razón. Una única duda…
¿Quién soy?





Anuncios I

9 12 2009

Antes que nada ¡Hola! (inserte aquí rostro avergonzado).
Hay muchas cosas que han pasado en la semana. Es decir mi semana y en realidad no son tantas pero son cosas que por pequeñas que parezcan (o en realidad sean) tienen el poder de afectar toda mi semana o el resto que queda del año.
La noticia grande, con flechas que la señalan y algunos focos alrededor es que ¡Estoy curado! Si, si, se lo importante que esto es para todos. Resulta que sí era dengue pero ya se fue y yo estoy como nuevo.
Además he terminado los exámenes de la preparatoria (los mensuales) y, ¡Oh sorpresa!, no haré ni un solo semestral (¡SI!). Debido a esto me he tomado unos días de descanso y no había hecho nada excepto navegar en internet y cosas que no requirieran mucho esfuerzo. A partir de mañana ya comenzaré con mi vida normal o lo que es mi vida normal en vacaciones, escribiré mas seguido y mimaré un poco mas el blog y por supuesto también los blogs que yo sigo. Lo cual me lleva al siguiente anuncio. A la izquierda de la ventana, bajo mi perfil, he colocado una lista con los enlaces hacía las página que yo leo. He colocado los que han sido actualizado más recientemente para asegurar que podrán leer algo al dar click en ellos.
Creo, aunque no prometo nada, que esto es todo lo que tenía que decir.
No se olviden de visitar esos enlaces ya que todos albergan gran calidad.
Saludos, felices pre-fiestas y que se encuentren de lo mejor. Yo por mi parte, excepto probablemente porque será una triste navidad (¿para quién no?) me estoy divirtiendo de lo lindo.
Hasta luego.





Y las letras dejaron de fluir

24 11 2009

Antes que nada una disculpa. No lleva mucho tiempo el blog en funcionamiento y ya he roto mi promesa de una web actualizada por lo menos dos veces a la semana. Lo siento por ello.

Pero todo esto queridos lectores tiene, sino una justificación, si una explicación: Estoy enfermo y, además, estoy en periodo de exámenes en la prepa (¡Maldita Prepa!). Tengo no se sabe qué, pero la multitud sospecha que es dengue, teoría con la cual yo también estoy de acuerdo.

Es curioso como las malditas enfermedades llegan cuando menos se las necesita y cuando uno tiene más cosas importantes que hacer que estar en cama pensando en cuanta mala suerte nos ha sido conferida.

La buena noticia es, sin embargo, que este es, como no, el último mes de clases antes de vacaciones navideñas (nunca había pensado en lo lindo que suena vacaciones y navideñas en la misma oración). Y lo que es aún mejor, pronto terminaré la preparatoria. Pronto seré libre para con el tiempo entrar a la universidad. ¡Bah! No es el algo de lo que me pueda quejar demasiado si es que mi horario es flexible porque desde siempre he querido probar qué es estar en una universidad. 

Por ahora me despido y para que me tengan algo de piedad imaginen la cara del que escribe, al cual no conocen, con calentura, dolor de cuerpo, más calentura, jaqueca y, además, calentura (¿Qué podría ser mejor?).

Saludos, y ojalá la vida los trate mejor que a mí. Al menos, he de decir, no tengo la influenza AH1N1. Eso sí sería malo. ¡Hasta luego! Si quisieran desearme una mejoría pronta, aquí (V) a bajito está el formulario de comentarios.





Sin sentido

15 11 2009

Respiro y te miro.
Aun sabiendo que es el destino, me maravillo del mismo.
Por su estupidez y mis suspiros; lo que ambos algún día vivimos no son mas que palabras que mi memoria ha escrito con sangre en las sombras de la incertidumbre, de la indiferencia. La maravillosa sonrisa de una serie de desdichas que nos acompañan. Respiras en busca de la vida que perdiste. Y sabes que no hay más, porque te has encargado de destruirlo, des encantarlo. Sentimientos contenidos en hipocresía y una serie de manías que nos separan y nos mantienen a la expectativa, al borde de la nada. No me concedes la última mirada y sin embargo alargas tu partida, porque esperas que lo sienta. Y lo siento; siento no poder desearte, siento no poder decirte las palabras que deseas escuchar. Las que nunca me oirás pronunciar. Un susurro que me encomienda algo, algo que no logro descifrar. Algo que me lleva hacía la nada y la indiferencia de la vida. Espero, en lo poco que me queda, que nos queda, si es que queda, al fin, algo: que puedas perdonarme. Porque hay algo más que tu indiferencia y mis mentiras. Espero que entiendas que lo que has logrado es, simplemente, lo que te has propuesto y que es lo que me hace maravillarme. Levanto el velo y te beso.
Respiro y te miro… caigo en la cuenta de que todo está escrito: que lo nuestro no es más que un sinsentido.





Stardust de Neil Gaiman

10 11 2009
Stardust es una obra ligera. Compacta pero bien escrita y agradable. Narrada en tercera persona por alguien no inherente al mundo en que se desarrolla pero que en ningún momento se nos es presentado. El título, por alguna razón, no fue traducido del ingles. Así que Stardust en ingles significa polvo de estrellas, y viéndolo de ese modo, es un título que encaja a la perfección con la trama e incluso la atmosfera de la obra. Pero si desconocemos la obra por completo y también el ingles, probablemente el título no signifique nada a nuestro ojos. Básicamente una decisión que perjudicaría a la obra por si sola, pero no lo hace por que ese es el título de la película que se inspira en el libro.
Stardust carece de un prólogo como tal, aunque comienza con una canción que pudiera ser considerada una introducción ya que sí tiene relación con el interior de la obra, aunque no es algo que se tenga que leer necesariamente para comprender el libro.

La estructura de Stardust es común porque se divide en capítulos ordenados en orden cronológico. Los títulos de los capítulos son claros y expresivos, en mi opinión, excesivamente claros en ocasiones ya que no son metáforas ni aluden a lo que pasará en dicho capítulo sino que realmente nos dicen qué pasará en ese capítulo. De qué nos enteraremos y de qué no. Aunque esto no ocurre siempre, si que le resta puntos a las sorpresas que el libro nos pueda proporcionar.
La prosa de Gaiman es ligera pero formal. Muy accesible. Una obra que casi cualquier lector disfrutará, aunque es necesario aclarar que Stardust no es una obra infantil. O al menos, no del todo, ya que tiene descripciones explicitas en escenas violentas y sexuales. Es mucho muy una obra adolescente.
La más pura fantasía se entremezcla con una de las más básica emociones humanas. Y cuando hablamos de que Stardust es fantasía, es por que de verdad es fantasía. Con sus brujas, unicornios, piratas y especies únicas Stardust es una lectura interesante incluso para los fanáticos de la fantasía de, por ejemplo, Tolkien.
El transcurso de la historia no es lento ni aburrido en ningún momento. Cuando no conocemos mas a los personajes o la trama, Gaiman nos maravilla con su capacidad para idear y describir nuevos paisajes o criaturas y darle solidez a su mundo, que por cierto, tiene conexión con el nuestro, si bien las inmensas posibilidades que abre eso no se explotan en este libro. El autor parece saber muy bien lo que quiere contar, y lo cuenta sin palabras de más, sin palabras de menos. El final en sí no plantea nada nuevo. Pero los cabos que ata y los pocos que no son perfectos son los que lo hacen resaltar. Cada palabra que Gaiman usó a lo largo de la historia, cada elemento enriquecedor, cada roca, cada movimiento, cada herida, es resucitada con el final. Los pequeños detalles son los que engrandecen las historias y Stardust esta plagada de pequeños detalles. Detalles que nos hacen notar que Gaiman planea muy bien sus historias.

¡Cuidado, podría arruinar tu lectura!

Si bien el personaje principal no cumple su cometido, la obra cuenta un final feliz que no es inesperado. Se veía venir lo que sucedería casi desde la mitad del libro. Pero el final no es malo gracias a los detalles, (los tan nombrados detalles).

¡Aquí terminan las revelaciones mágicas!

Mentiría si dijera que Stardust es el mejor libro que he leído, por que no lo es, pero lo que si puedo decir es que automáticamente, luego de leer la última página de las 214 que la conforman, se convirtió en una de mis novelas favoritas. Por el uso de elementos ya creados y explotados previamente de una manera única, y por la sucesión de hechos, la prosa sencilla y formal de Gaiman, su cuidado por los detalles hacen de este un excelente libro. Apto para la mayoría de lectores jóvenes.
Si bien Stardust me cautivo, no es una de las historias que mas permanezca en mimemoria. No se si es en parte por su “simpleza” o por su mundo plagado de detalles pero Gaiman no me hace recordar la trama de su obra como si lo hacen otros autores. Sin embargo, esto no demerita en absoluto el libro, ya que podría deberse, simplemente, a mi falta de memoria en general.
Así que valiéndose de todos los artificios literarios conocidos, de simbolismos en ocasiones fácilmente detectables y de una consistente trama, Gaiman nos entrega una excelente obra de fantasía, de amor, llena de detalles y contada a través de ellos, detalles que hacen la trama mucho mas interesante y nos demuestran lo que puede dar de sí una historia tal vez simple, pero muy bien estructurada.

Conclusión:

No te arrepentirás de leerlo.
(M*M*M*M*)

Cuatro emes para una obra bastante notable.
Como siempre invitarlos a comentar las opiniones encontradas o no encontradas sobre Stardust o sobre el mismo Neil Gaiman ya que es un autor que me gusta bastante. Esta es la primera reseña del blog de modo que cualquier sugerencia será bien recibida.